C. Tangana ¿Genio o Vendido?


Si les hablase de Antón Álvarez, de Puchito, de Crema, seguramente no sabrían de quién estoy hablando. Sin embargo, en cuanto mencionase el nombre de C Tangana, todos sabrían de quién estoy hablando, y en seguida una melodía estaría rondando en su cabeza. C Tangana es un músico español, para algunos considerado regueatonero, para otros el rey del nuevo pop, para otros traperos... y para algunos pocos, una vieja gloria del rap underground en España.

C Tangana suena en la radio, en Spotify, en las stories de Instagram, pero, ¿quién es realmente C Tangana? 

Para poder responder a esta pregunta, viajaremos al 2006, en las calles y los parques de Madrid circulaban maquetas de jóvenes raperos, que vía el hiphop, buscaban un modo de expresarse, buscaban ser la voz de una generación. Entre esos jóvenes se encontraba Crema, un chaval que junto a sus colegas, grababa temas de rap en pequeños estudios caseros, lo que empezó como un pasatiempo le convirtió en uno de los máximos exponentes del underground madrileño, comenzó a rapear en un corro en el parque de su barrio y terminó grabando temas con iconos del rap en castellano como Charlie Hijos Bastardos o Chaman , sus letras no eran simples rimas, sus letras eran versos elaborados, que tenían detrás todo un mensaje. En temas como Ego o Cada uno en su lugar, tenemos ejemplos de la complejidad de su lírica y su mensaje.

Sin embargo, Crema creció, comenzó a estudiar Filosofía en la Universidad Complutense de Madrid, poco a poco, su obra artística iba ganando un mensaje más profundo. Formó junto a Sticky M.A , Jerv y Fabianni & I-Ace el grupo Agorazein, sus letras hablaban de la vida de los chavales en los bloques de los barrios madrileños: parques, litronas, porros, amigos, rap y Madriz (sí, con Z). También noches de borracheras, desesperación, soledad y algún que otro tema de desamor. Sus canciones sonaban —y siguen sonando— entre los grupos de jóvenes que pasan el rato en los parques de la capital y sus conciertos, si no eran gratis, no costaban más de 10 euros.

En 2011, tras una crisis personal y artística, decidió comenzar una nueva etapa bajo el C Tangana. Como explicó  C Tangana en una reciente entrevista para Playz, crecer conllevaba empezar a ganar dinero para sobrevivir. Antón seguía creciendo, y La filosofía underground no daba dinero, y ellos, como raperos, tenían que comer. Agorazein tenía que renovarse para conseguir generar dinero con su música... y lo hicieron. En 2016 publicaron su canción 100K pasos, esta canción fue el inicio del cambio. 100k pasos no fue una simple canción, fue una declaración de intenciones, con versos como “las cadenas que llevaba en los pies la cambié por gold chains”, dejaban claro que empezaba una nueva época, dejaban el espíritu humilde del underground para hacer dinero.

C Tangana entendió que si quería hacer dinero, si quería ser el rey del juego, tenía que crearse un personaje. En 2015 publicó su mixtape 10/15, La Creación de un ídolo, y en 2017 publicó su álbum Ídolo. El personaje estaba creado, C Tangana había triunfado. Por último, su álbum Avida Dollars le consolidó como uno de los artistas más escuchados en España y en Latinoamérica. En este trabajo, C Tangana hablaba de el “hacer dinero”, para él considerado un arte , el más grande de las artes.

Hoy en día, C Tangana suena en nuestros móviles y en la radio. El sueño que se puso un joven Pucho hace 5 años se ha convertido en realidad, porque señores, C Tangana decidió ganar dinero con la música, decidió convertirse en el rey y para ello entendió el juego, para ello entendió la industria.




Artículo realizado por Javier Marin




24 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo