Descubrimiento por accidente de una bacteria capaz de comer metales

El científico Jared Leadbetter, de la universidad estadounidense de Caltech, estaba realizando una serie de experimentos con manganeso cuando, por equivocación, dejó una jarra sucia en el fregadero antes de irse de viaje unos meses.

Cuando volvió, su sopresa fue máxima al darse cuenta de que la jarra estaba recubierta con un material oscuro. Tras investigarlo, resultó que el manganeso que quedaba en la jarra sucia se había oxidado, consumido por bacterias microscópicas que aparentemente provenían del agua del grifo en la que la jarra estaba sumergida. A pesar de las grandes cantidades de investigación dedicadas al estudio de las bacterias, nadie había jamás había observado un tipo de bacteria que en realidad se alimenta de metal, hasta ahora. Esta investigación fue publicada en la reconocida revista de ciencia, Nature.

Este descubrimiento puede suponer la explicación de muchos problemas como la oxidación similar en los sistemas de distribución del agua, y aunque algunos científicos habían dicho que alguna bacteria podría ser responsables, nadie lo había demostrado hasta ahora.


Científicos observando este suceso en la naturaleza


17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo