El lanzamiento del Falcon 9, da comienzo a una nueva era.

Por primera vez después de 9 años, una nave espacial americana llega a la estación espacial internacional. Pero esto no es la única noticia importante de ese día. Sino que comenzó una nueva era. Ya que las empresas privadas como SpaceX o Boeing, empiezan a tener cada vez más importancia.



El sábado 30 de mayo, sucedió este acontecimiento. Después de que el 27 de mayo se cancelará la misión por mal tiempo. El cohete se llama Falcón 9 y la nave que transporta llama Crew Dragon, es propiedad de SpaceX la empresa privada, fundada y dirigida por Elon Musk. Transportaron a los pilotos de la Nasa, Bob Behnken y Doug Hurley. Debido a que ambos habían participado en el Programa Space Shuttle, concretamente en el último vuelo del programa. La Nasa no dejó de trabajar cuando el programa cerró, sino que sus astronautas volaban en las naves rusas Soyuz. A los que les pagaban alrededor de 90 millones de dólares por una plaza en las naves Soyuz. Y lo seguirá haciendo ya que este proyecto de SpaceX-NASA sólo está en pruebas. Como dice el nombre de la misión: “Demo-2 mission”.



El lanzamiento se produjo desde la famosa base de Cabo Cañaveral. Desde que el programa de transbordadores espaciales de la NASA cerró es propiedad de SpaceX y ahí han hecho todas las pruebas de sus naves. El gobierno americano tenía pensado para este programa desde 2003, a partir del accidente del transbordador espacial Columbia y también porque invertía demasiado dinero en él, aproximadamente 11 billones de dólares, pero no fue hasta 2011 que el programa cerró completamente.



Este viaje da comienzo a una nueva era, la del comercio de viajes espaciales. Ya se han empezado a vender billetes, e incluso en la página web de SpaceX, hay un apartado en el que puedes contactar para empezar a negociar un billete como pasajero en estas naves. Pero para eso hay que tener mucho dinero, Yusaku Maezawa, el hombre más rico de Japón ya tiene asegurado un billete con SpaceX para 2023. Pero él no sería el primer turista en ir al espacio, sino que el multimillonario americano Dennis Tito en 2001 a bordo de una nave Rusa. La nave Soyuz TM-32.




El cohete Falcon 9, tiene varias diferencias con los transbordadores espaciales. Ya que el Falcon se asemeja más Amal’s naves utilizadas en las misiones Apolo, los cohetes Saturno. El Falcon cuenta con varias secciones que se van soltando de la nave tripulada a medida que van subiendo por la atmósfera. Lo curioso de estas secciones es que todas se recuperan y son reutilizables. Esta es una similitud con el transbordador. El transbordador espacial en cambio se acoplaba a 3 cohetes que lo propulsaban hasta el exterior de la atmósfera y de ahí, el transbordador se desacoplaba y completaba su misión.

Los dos pilotos de la misión Demo-2, compararon ambos viajes y dijeron que el transbordador espacial se movía menos que la cápsula Dragon, y sus propias palabras fueron, la nave estaba resoplando durante todo el camino, definitivamente montamos un “dragón” durante todo el viaje. Pero que por el contrario el despegue con el Falcon 9 era mucho más estable que con el transbordador.




Para continuar informado sobre los eventos que ocurren en el mundo, y todos los avances tecnológicos, continué leyendo el resto de artículos.

Silvia Calvo Benthem

16 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo