Javier Beirán, un profesional con los pies en la tierra

 

  Cuando pensamos en la figura de un deportista profesional tendemos a pensar en una persona que gana mucho dinero haciendo lo que le gusta y que, si a posteriori, sabe administrarse esos bienes recaudados tiene la vida resuelta.


   Hay muchos casos en los que puede ser verdad, sin embargo me atrevería a decir que hay otros tantos en los que ocurre todo lo contrario, hay deportistas que tienen muchos problemas tras su retirada. La realidad es que la carrera como deportista profesional tiene una duración limitada y hay que estar preparado para cuando termine.


  Este es el caso de Javier Beirán. Nacido en 1987 en Madrid, Javier juega profesionalmente al baloncesto. Actualmente milita en las filas del Herbalife Gran Canaria, equipo por el cual ha fichado tras haber pasado cinco temporadas en el Iberostar Tenerife. Este verano ha conseguido el título más importante de su carrera, y es que, después de haber sido un jugador clave en las ventanas FIBA de clasificación para el mundial de China, fue uno de los doce seleccionados para jugar el torneo que acabó ganando nuestra plantilla. Todo un hito.



   Me gustaría remontarme a sus inicios, tanto de jugador de baloncesto como de  estudiante. Creo que a la mayoría de vosotros os va a sonar de algo, ya que Javier empezó a jugar y estudiar en el colegio Nuestra Señora del Recuerdo, bajo el manto sagrado de nuestra virgen.


   Más tarde, jugó en categorías inferiores del Real Madrid y Estudiantes, de las cuales fue subiendo y subiendo hasta llegar a la máxima categoría del baloncesto español. Y en todo momento compaginando con los estudios. Cómo el propio jugador dijo en una entrevista dada por El Confidencial este verano; ”Yo he jugado con muchos jugadores en el Real Madrid y el Estudiantes. Muchos de mis amigos han jugado en selecciones inferiores, pero estoy aquí con solo uno o dos. ¿Dónde están todos los demás? Trabajando. Y cuanto más te formas, normalmente más posibilidades tienes de encontrar un buen trabajo y disfrutar igualmente del baloncesto".



  Javier estudió Administración de Empresas y este mismo año se ha graduado en periodismo. Como bien dice en la misma entrevista de El Confidencial ; "Tengo muchas ventajas a nivel de lo que supone jugar aquí, de presión, de trabajo en equipo, de solidaridad, de muchos valores que buscan las empresas. Pero mi experiencia es cero" “Por eso al final es importante tener formación. Tengo que aprovechar esos valores y suplir esa desventaja de no tener la experiencia de 15 o 20 años que lleva otra gente trabajando".


  Se puede ver que Javier ha recibido una gran educación por parte de sus padres. De hecho, su padre, José Manuel Beirán, también fue jugador profesional de baloncesto y medallista olímpico en Los Ángeles 84. Además también es psicólogo deportivo. Javier ha afirmado que su padre ha sido y es una figura clave en su carrera clave ya que con él ha sido capaz de moldear su cabeza para tener una gran mentalidad que le ha ayudado a pasar lesiones, especialmente una grave que tuvo en 2016, y ser consciente de la gran oportunidad que está teniendo; ”A veces hago un mal partido y me digo a mí mismo:’Estás haciendo lo que más te gusta, tú eres un afortunado, todos nos cambiaríamos por ti. Tienes un buen contrato, puedes vivir haciendo lo que más te gusta, relájate".


   Eso sí, también afirma que cada vez los deportistas se van concienciando más de la importancia de la formación; “Cada vez hay más deportistas que se han dado cuenta de la importancia de la formación . No hablo solo de carreras universitarias, sino de inquietudes por otras cosas. Puede ser otra forma de formación. Cada jugador es diferente y no me siento mejor por haberme formado más que otros. Sí que recomiendo que lo hagan, porque llegamos pocos a la elite".


  Javier es todo un ejemplo para cualquier joven que quiera emprender el reto de convertirse en deportista profesional y dice mucho de su parte que quiera concienciar a la gente sobre la importancia de tener una formación. Se nota que viene de un gran colegio...jejeje. 

  Bromas aparte, Javier, te deseamos lo mejor en tu etapa en el Herbalife y que toda esa formación que has ido adquiriendo te sea de gran ayuda para un futuro.


  Javier Beirán, un profesional con los pies en la tierra.


Artículo realizado por Diego Cendón.

67 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo