Las “avispas asesinas” que han llegado a Estados Unidos

En las últimas semanas, ha llegado a la región norte de Estados Unidos una nueva especie de abejas que podrían resultar muy perjudiciales para el medio ambiente. El avispón asiático gigante es considerado una especie invasora por su potencial colonizador y por constituir una amenaza grave para las autóctonas, especialmente para las abejas melíferas, a las que ataca mortalmente en el caso de los adultos y devora a las larvas y ejemplares jóvenes. Hoy en día, la situación es ya de por sí preocupante para las abejas autóctonas, que son las encargadas de polinizar y mantener viva la fauna local, y con esta invasión podrían realmente peligrar los ecosistemas.

Las "avispas asesinas" (Vespa mandarinia) miden unos 5 centímetros y son, por lo tanto, significativamente más grandes que las abejas y que la mayoría de avispas. Tienen grandes cabezas naranjas con enormes ojos y abdomen rayado negro y amarillo.

Además de la amenaza que supone para las abejas locales, se calcula que el avispón asiático gigante es responsable de la muerte de hasta cincuenta personas cada año en Japón, de donde es originaria, ya que si un individuo recibe varias de sus tóxicas picadas, puede fallecer incluso sin tener alergia a estos insectos.


Esta situación es muy peligrosa para las abejas autóctonas de esta región de los Estados Unidos y en cuanto a las personas, los expertos indican que, si bien no es normal que las avispas ataquen a humanos, en caso de que lo hagan, sus aguijones son tan largos y potentes que ni tan sus aguijones son tan largos y potentes que ni siquiera un traje de apicultor puede proteger de ellos.


9 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo